480. –El camino de la Regla.

publicado en: Capítulo LXXIII | 0

 No queda prescrita en esta regla toda la práctica de la perfección. Hemos esbozado esta Regla para que observándola en los monasterios, demos pruebas al menos de alguna honestidad de costumbres o de un principio de vida monástica. 73, 1. … Continuar

481. –Perfección de vida.

publicado en: Capítulo LXXIII | 0

 Más el que tenga prisa por llegar a una perfección de vida, tiene su disposición las enseñanzas de los santos Padres, que si se ponen en práctica llevan al hombre hasta la perfección. Porque efectivamente ¿hay alguna página o palabra … Continuar

482. – Amen.

publicado en: Capítulo LXXIII | 0

  Tu, pues, cualquiera que seas, que te apresuras por llegar a la patria celestial, cumple, con la ayuda de Cristo esta mínima regla de iniciación que hemos bosquejado y así llegar finalmente con la protección de Dios a las … Continuar

477. –El Buen Celo.

publicado en: Capítulo LXXII | 0

 Así como hay un celo de amargura, malo, que separa de Dios y conduce al infierno, existe también un celo bueno que aparta de los vicios y conduce a Dios y a la vida eterna. Ejerciten pues los monjes este … Continuar

478‑Manifestaciones del Buen Celo

publicado en: Capítulo LXXII | 0

Anticípense a honrarse unos a otros, tolérense con suma paciencia sus enfermedades, tanto físicas como morales, obedézcanse a porfía unos a otros nadie, busque su propia conveniencia sino más bien el de los demás, se entregarán desinteresadamente al amor fraterno. … Continuar

479.-Todo en clave de amor.

publicado en: Capítulo LXXII | 0

  Temerán a Dios con amor, amarán a su abad con amor sincero y sumiso, nada absolutamente antepondrán a Cristo y que El nos lleve a todos juntos a la vida eterna. 72,8‑12. La comunidad, en la medida que vive este … Continuar

475.‑ La obediencia mutua

publicado en: Capítulo LXXI | 0

El bien de la obediencia, no sólo han de prestarlo todos a la persona del abad, porque también han de obedecerse los hermanos unos a otros, seguros de que por este camino de la obediencia llegarán a Dios. 71,1‑2 La … Continuar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies