“Manos que aman”

publicado en: Oración | 0

Desde ti puedo caminar,

porque sé que al final

no hay muro ni precipicio;

hay encuentro y abrazo,

hay nudos que se sueltan

y cadenas que saltan

hechas añicos

por unas manos que aman.

Sé que al final hay caricia,

voz de amigo, de amado,

sosiego de una lucha

acabada y vencida por ti.