Cronica, 6 de enero

publicado en: Comunidad, Noticias | 0

6 de enero de 2013.

Retomo la crónica anterior que terminaba  el 14 de octubre. Dentro de la vida ordinaria, pequeños acontecimientos que tienen su importancia.

El 14 de octubre  llegaba al aeropuesto de Bilbao un joven que había trabajado durante mucho tiempo para conseguir la visa de entrada. Al día siguiente gracias a la ayuda de un policia muy comprometido en una paarroquia, conseguia la tarjeta de residencia. Pero la salud le falló y tres semanas despues regresaba para ser atendido por los médicos de su tierra, con la esperanza de poder regresar pronto. Otro de los jóvenes que se hacia referencia  en la crónica anterior, se vió que no era el monasterio el lugar apropiado y el tercero, el día 13 de noviembre, fiesta de los santos de la Orden, se le bendecía el hábito para seguir su preparación al noviciado.El P. Jesús Maria, que llevaba meses con tratamientos médicos, en la peninsula, el día 29 de octubre regresaba a las islas Canarias.

La hospedería ha sido muy poco frecuentada. En noviembre  la comunidad neocatecumenal de Markina tenía los tres dias de reterio anuales. También estuvieron algunos grupos de meditación. En diciembre un grupo parroquial de “Sal y Luz” y una familia de cantores para la misa de la Inmaculada.

En este día tuvo lugar una solemne misa de canto polifónico compuesta para esta solemnidad por  el sacerdote Vicente Goicoechea,  entre los años  1904-1906, Este sacerddote fue un restaurador del canto sagrado desde 1890. El domingo 23, despues de la eucaristia, tuvo lugar en concierto de villancicos interpretados por el coro de Getxo.

Para terminar el año los días 30-31 tuvimos un retiro espiritual acompañados de D. Saturnino Gamarra, gran amigo de la comunidad.

El día 6 a la hora de Laudes llegaba El P. Abad de La Oliva con regalos para cada uno de nosotros, que junto con los regalos preparados  aquí, fueron unos Reyes muy generosos.

La huerta sigue proporcionando abundante verdura y en la biblioteca se sigue a buen ritmo la informatización de los libros.

A cuantos se interesan  por nuestro pequeño monasterio, les deseamos un año 2013 lleno de gracias y bendiciones.