3 de agosto

publicado en: Comunidad, Noticias | 0
3 de agosto.
Casi dos meses desde nuestra última crónica cuando nos ponemos en comunicación con todos aquellos que viven con nosotros, ”separados si, aislados no” los pequeños acontecimientos de nuestra vida diaria.
La soledad, clima habitual en nuestro monasterio se ha hecho más patente en estos dos meses.
Del 17 al 19 un grupo de reflexión ocupó la hospedería y este mismo día por la tarde ingresaban en la hospedería los seminaristas diocesanos y algunos sacerdotes para hacer los Ejercicios Espirituales, hasta el 24 por la tarde que los clausuraban con una eucaristía presidida por nuestro Obispo, D. Mario. Durante estos días, como en años anteriores, Mary Carmen acompañada de una amiga suya, les atendió con todo esmero en la cocina y comedor. 
El 3 de julio la comunidad de Markina tuvo el retiro mensual en nuestras hospedería, y a partir de 4 la hospedería estuvo ocupada por diversas personas que buscaban la paz y oración de nuestro monasterio. También el albergue de peregrinos recibió ha estado muy solicitado. El 9 de julio en un salón de la hospedería pasaron la noche 23 jóvenes de grupos parroquiales y el 3 de agosto otros tantos “scouts” de Barcelona, ambos camino de Santiago.
El 29 de junio siguiendo la costumbre de otros años, celebramos una Eucaristía a las 11 para un grupo de jubilados de Begoña.
Del 27 al 29 e. P. Superior estuvo atendiendo espiritualmente a nuestras hermanas de Morazarzal.
Los días 6, 7 y 8 de julio, mañana y tarde tuvimos unas conferencias de D. José Angel Ubieta sobre la Carta del Papa “Verbum Domini”.
El 11 de julio, festividad de S. Benito, presidió la Eucaristía nuestro Sr. Obispo y posteriormente nos acompañó en la mesa.
Como dice la Escritura hay diversos tiempos: tiempo de sembrar y tiempo de recoger, etc. también hay tiempo de entrar en comunidad y tiempo de salir. Dos postulantes nos han dejado. Según se dice, para que una comunidad marche bien tienen unos que quedarse y otros marcharse. Lo que es difícil de realizar si solamente hubiese un candidato como le exponía  el único novicio que tenía D. Ignacio Guillet en su monasterio. Y también para su monasterio de La Oliva el Hº Francisco que ha permanecido entre nosotros durante tres años. Por otra parte son varios los que están escribiendo con vistas a un próximo ingreso.
Y para que no falte noticia de nuestro fructífero huerto con abundantes verduras y calabazas…y prodigio una barquilla de hermosas patatas que nadie había sembrado, nacidas de las mondas de patatas que se entierran para abono. Las lluvias y mal tiempo de julio estropeó la cosecha de tomates que se presentaba muy alagüeña.