Pentecostes

publicado en: Comunidad, Noticias | 0
Pentecostés-
 
         La crónica pasada terminaba en Pascua. Cincuenta días de alegría Pascual desde esa fecha.
        Me han reprochado, como si maliciosamente quisiera ocultarlo, y aseguro que no fue esa mi intención, la estupenda chocolatada que después de la Vigilia Pascual se sirvió en la hospedería a todos los fieles que quisieron entrar. Y estaba acompañada de unos riquísimos bizcochos. La pena es que solamente se hace una vez al año, ya que la Nochebuena, terminada la eucaristía y después de un breve saludo, cada mochuelo vuela a su nido,
          En el mes de mayo celebramos los aniversarios de nacimiento de cuatro hermanos. Se terminaron el día 28 con el decano de la comunidad, el hermano José Luis que cumplió sus 84 abriles en perfecto estado, sin perder las notas de identidad propias, de pequeños despistes. La pena es que lo que sí ha perdido es el Documento Nacional de Identidad por lo que no pudo participar en la votaciones del 22.
         Han sido notables los cuatro conciertos celebrados por 24 año consecutivo, en nuestro monasterio. La diferencia de otros años es que debido a la crisis los ha suprimido la Diputación, pero algunos celosos de este acontecimiento han podido buscar ayudas para celebrarlos.
         En el sábado 28 fue un concierto de órgano y trompeta y el domingo orquesta de Cámara y una Coral. El 4 de junio clave-violín y viola. Interpretaron tres motetes únicos de T.L. Victoria y el domingo clave y violoncelo por músicos internacionales. Lo que más llamó la atención  fue la unión que se veía entre el músico y el instrumento conectando así con el numeroso público.
          La hospedería no ha sido muy frecuentada. Grupos de Comunidades Neocatecumenales de Markina y Elorrio. Un grupo de sacerdotes catalanes, Dos grupos de meditación y a finales de mayo la reunión durante dos días del Sr. Obispo con sus Vicarios Generales y Territoriales.
        El día 15 llegó en un vuelo de Canarias nuestro P. Jesús Maria. Tuvimos la alegría de tenerle entre nosotros hasta comienzos de junio, ya que tenía pendientes algunas consultas médicas.
        Y para que no falte la mención de nuestro famoso huertecito, sigue produciendo abundantes verduras. Parece mentira que en tan pocos metros se de tanta verdura.
          Por último señalar que un visitante, sin previo aviso, grabó la Salve y sacó una fotografía de ese momento. Como nos gustó el resultado, lo hemos colgado en nuestra pagina Web.