Adviento

publicado en: Comunidad, Noticias | 0
Adviento.
 
Con la ocasión de la llegada de este tiempo litúrgico tan importante, nos ponemos en comunicación para no perder la costumbre, recordando no precisamente los misterios sagrados que celebramos, sino la prosaica  letra pequeña de nuestra comunidad, del mes que termina, noviembre.
La actividad de la hospedería: en el primer fin de semana de viernes a domingo tuvieron la comunidad neo-catecumenal de Markina, su retiro anual. Se reunieron 19 personas. Solamente en la liturgia penitencial tuvimos que ayudar para las confesiones. Un sacerdote de Camerún que venía con ellos, les atendió para lo demás.
A la semana siguiente tenia que venir la comunidad de Elorrio con la misma finalidad, pero la muerte del padre de tres de ellos fue la causa de suspenderlo.
El 20 y 21un grupo de 18 personas de “Sal y Luz”, grupos parroquiales de la Margen Izquierda (antigua zona minera) tuvieron un curso sobre S Lucas. Este año se cumplen los 25 del comienzo de estos grupos de “Sal y Luz”.
El último fin de semana del 26 al 28   un grupo de 15 personas que suelen venir varias veces al año,   para meditación yoga.
Parece que ante la red que han puesto para  defender el huerto de los asaltos de los corzos, han desistido de visitarnos. No así las carcomas de las vigas del comedor, que después de algún tiempo de descanso, han comenzado con nuevo ánimo en su trabajo.
Los trabajos de la biblioteca siguen a buen ritmo. Ya se ha superado los 3000 libros fichados y colocados en su lugar correspondiente. Pero a este trabajo, se ha añadido otro de informática para dividir las conferencias del Curso sistemático de vida religiosa del P. Severino-Maria Alonso, a fin de poderlas utilizar en las conferencias de comunidad. Fran exclamaba:¿Quién me iba a decir que tenía que meterme en un monasterio para aprender informática!. Y la cosa era aún más complicada porque los ordenadores que tenemos cada cual resulta más curioso: Uno del año catapún. Otro un Windows 95 (alguno pensará que estos solo existían en los libros de historia) Otro XP le falta la tarjeta de sonido, el otro no vale para este trabajo, porque no lee ni convierte a MP3. Pero cosa admirable, todos los ordenadores funcionan y bien desde el más antiguo al más nuevo. Lo cual indica que no hace falta tener lo último de lo último. Hasta el más sencillo puede servir mucho tiempo si se sabe utilizarlo bien y cuidándolos. Uno para informatizar las partituras, otro para imprimir, el de más allá para internet  y descargas. En fin que los 32 CDs se convertirán en 5 o 6, en MP3 y con pistas separadas. Y ya está bien de informática.
Y para terminar anotar que ya hemos comenzado a tomar kiwis, aún no de nuestra plantación, que no conseguimos fructifiquen, sino por personas amigas de la comunidad que nos obsequien con esta rica fruta. El día 23 fuimos a La Oliva, y llevamos un pequeño obsequio de tres cajas de tomates y en agradecimiento nos llenaron el coche con kakis, cebollas, membrillos, naranjas… A Dios gracias tenemos abundantes frutas.